Buscar este blog

viernes, 17 de mayo de 2019

HIPERTENSION EN LA MUJER

¿Qué factores influyen en nosotras?
"Verse Bien sentirse Bien"

¿Qué particularidades tenemos las mujeres?
A las mujeres nos preocupa primordialmente realizar nuestra visita periódica a la consulta de ginecología. Lógicamente, dado todos los riesgos que tenemos asociados. Sin embargo, en la actualidad, la enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en la mujer.
La presión arterial aumenta con la edad a lo largo de la vida en ambos sexos, siendo que la mujer antes de la menopausia tiene cifras menores de presión arterial que el hombre.
En la postmenopausia se incrementa considerablemente el riesgo de enfermedad cardiovascular en la mujer, y de estar presente, la hipertensión arterial aumenta el riesgo de complicaciones y la morbimortalidad equiparándolo a hombres de igual edad.
¿Existe vinculación con nuestras etapas hormonales?
El desarrollo de hipertensión arterial está asociado a múltiples factores, aunque los mecanismos responsables del incremento de la presión arterial en la mujer, en las diferentes etapas de la vida ( fertilidad, embarazo y menopausia), no son totalmente conocidos. Sin embargo, está bien demostrado que existen diferencias en los mecanismos fisiopatológicos entre hombres y mujeres, y en nosotras en las diferentes etapas de la vida.
Considerables evidencias indican que las hormonas sexuales tienen influencia en la fisiopatología de las enfermedades cardiovascular y que existen condiciones vasculares únicas en la mujer para el riesgo cardiovascular (edad temprana de menopausia, diabetes gestacional, hipertensión durante el embarazo, síndrome ovario poliquístico e hipoestrogenismo hipotalámico) y factores de disfunción vascular que son más frecuentes en la mujer que en hombre (migrañas, espasmo coronario, vasculitis o Fenómeno Raynaud).
¿Hay cambios con la edad?
Se tiene conocimiento que la expectativa de vida de la mujer se ha prolongado, y si admitimos que la edad promedio de la aparición de la menopausia se ubica entre los 48 y 52 años, la mujer vivirá gran parte de su vida después de experimentar la misma. Con lo cual el riesgo de enfermedad cardiovascular e hipertensión arterial es mayor, la disminución de las hormonas femeninas, los estrógenos, no es la única causa del aumento de las cifras de presión arterial u otros factores de riesgo como la obesidad o la diabetes.
¿Hay factores de riesgo propios de nuestro género? 
La presencia de factores de riesgo predispone a padecer enfermedades cardiovasculares y estas se hacen más frecuentes después de la menopausia. Así, el aumento del colesterol o triglicéridos favorece la formación de “depósitos de grasa” formando ateromas en las paredes de las arterias conduciendo a la enfermedad vascular. Después de la menopausia, la frecuencia de la enfermedad coronaria es más elevada. Sólo una de cada 3 mujeres tiene los síntomas típicos de dolor de pecho que tiene el hombre. Un tercio de las mujeres presentan síntomas “atípicos” como: gran cansancio, falta de aire, palpitaciones y dolor de abdomen. Si bien estos síntomas no son exclusivos de la enfermedad coronaria, en su presencia, se aconseja consultar a su médico especialista en cardiología.
¿La práctica de hábitos de vida saludable influye?
En cuanto nos referimos al tratamiento, nuestra actitud es una aliada fundamenta ante tal adversidad, dado que es de vital importancia fomentar un cambio radical en el estilo de vida que frecuentamos. La reducción de peso, la actividad física con regularidad y mantener una dieta equilibrada, son tres pilares fundamentales en la práctica de hábitos de vida saludable. Existen diversos estudios científicos, que han demostrado que controlar con rigurosidad dichos factores saludables, producen una significativa disminución de eventos cardiovasculares, así como prevención de la osteoporosis y el mejoramiento de la sensibilidad a la insulina. 




#VerseBienSentirseBien #TuGymPreferido #NuncaEntrenarasSola


No hay comentarios:

Publicar un comentario